Diálogos mínimos

Los buenos

—Aquí solo escribe usted, Azkona

—Puede ser, mi sargento.

—¿Puede ser?

—¡Aquí solo escribo yo, mi sargento!

—Igual es que sus amigos se guardan los posts y al final no son ustedes los buenos, Azkona.

—No, no, los buenos sí que somos, señor.

—Pues aquí solo escribe usted, Azkona

—Puede ser, mi sargento.