Microtextos de exterior

Variable derivada

Si tiramos un libro al aire y lo abandonamos a su suerte, tenemos, como en el caso de la moneda, dos posibilidades, pero una única variable. Tapa o contratapa, por ejemplo, lo que deriva en un defecto de forma.